9 mar. 2016

Reseña Martina en tierra firme



Martina en tierra firme
Elísabet Benavent 
Amor, enredo, cocina, sexo y una amistad inquebrantable se dan cita en el final de la bilogía «Horizonte Martina», dos novelas que te harán vibrar y disfrutar del amor en estado puro.

¿Estás preparada para dejarte llevar?
Si te llamas Martina y te has enamorado perdidamente de Pablo Ruiz...
Si te has dejado llevar y te has soltado la melena...
Si juntos habéis hecho y dicho cosas que jamás imaginasteis...
Eres la protagonista de esta historia y tu vida está a punto de ser otra. Quedarás a la deriva, perderás el norte, y poco a poco estarás más lejos de tu hogar en tierra firme.


Opinión personal

La esperada segunda entrega de Horizonte Martina ya está aquí, como viene siendo costumbre por la editorial no se hizo esperar mucho. La fecha de publicación de ambas novelas es muy consecutiva, cosa que agradecemos enormemente todos los lectores de Elísabet Benavent, las largas esperas pueden causar estragos cuando deseas con intensidad leer algo de un autor que te gusta mucho. Esto también tiene sus inconvenientes, ya que ahora nos tocará esperar un largo año para volver a disfrutar de una nueva historia de esta gran autora. Cuando toca reseñar una de sus novelas no me suele resultar tarea fácil, son muchas las emociones que implican su lectura y muy difícil poder plasmarlas en apenas un par de párrafos sin hacer spoilers y al mismo tiempo, poder expresar sin excederme todo lo que me ha aportado o cosas que he añorado en el final de esta bilogía.

Martina lleva tiempo fingiendo que no le afectan las emociones o situaciones que le desbordan o agitan, finge que no pasa nada y de tanto hacerlo, llegó a creer que dentro de ella no sucedía nada. En poco tiempo ha visto cambiar su vida muy deprisa, retirada casi a la fuerza de su zona de confort, lugar seguro y controlado por ella. Es una persona que no está habituada a sentir y que le ha tocado madurar antes de tiempo. A pesar de ser una mujer abierta y desinhibida con algunos aspectos de su vida, no lo es tanto para expresar lo que siente, esto la conduce a no mantener un relación clara con Pablo, ocultándole a él y al resto, todas las inquietudes por las que pasa y por las inseguridades que no se ve capaz de afrontar.

Martina tiene que afrontar ahora todas aquellas cosas que tocaban hacer siendo más joven, como descubrir el deseo por otra persona de una manera arrolladora y concentrar y compartir sus miedos e ilusiones en otros. La relación que mantienen es tan intensa que acaba por derrumbarse encima de ellos, ambos buscan un lugar de encuentro y se esfuerzan por volver a encontrarse. Sienten amor, miedo y compromiso como algo más grande que ellos mismos.

Pablo desde que conoció a Martina, no ha cejado en intentar controlar y aprender a canalizar sus emociones para no romperse de la forma en la que lo hacía cuando una situación lo desbordaba. Ella le convertía en una persona completamente diferente que quería cosas más grandes, le hacía codiciar cosas que ni si quiera entendía pero que sí anhelaba. Un hombre enamorado del amor, un alma libre que tiene que lidiar con una Martina más encerrada en sí misma que nunca, los miedos y las inseguridades en esta nueva etapa de sus vidas los arrastran sin remedio a nuevos conflictos que deberán solucionar, para así poder salvaguardar un amor tan infinito como el mar.

-Aquí y ahora. Que nos case la noche, que un día ya nos casó el mar.
Cogió mi mano derecha y me interrogó con la mirada. Asentí con el estómago encogido no por el gesto en sí, sino porque después de meses francamente malos, allí estaba él, ilusionado como un niño, dispuesto a pintar una alianza en mi dedo. Una muestra de su compromiso, de lo poco que le importaban las cosas que se amontonaban en la parte mala de la balanza.  

Horizonte Martina rompe con lo que esperaba encontrar, creo que su autora ha trazado una historia nueva que desborda muchísima madurez respecto a sus libros anteriores. Elísabet Benavent crea a unos personajes humanos, imperfectos que comenten errores, que sufren miedos y las incertidumbres propias que albergamos nosotros mismos, esto hace que la historia cobre más realismo y que empatices fácilmente con los personajes. La intensidad de las relaciones que aparecen entre sus páginas son muy emocionales, su autora hace un amplio despliegue  de sentimientos y logra así tocar la tecla sensible que todo lector oculta en su interior.

Con unos personajes abocados a una lucha continua por encontrar la felicidad y descrito de un modo arrollador, este libro me ha parecido tan vehemente que en algún momento me ha llegado a resultar opresivo, siendo quizás en este punto donde he echado un poco en falta la frescura y chispa tan característica de Benavent. En esta segunda parte se ahonda más en las emociones y el ritmo se hace más profundo conforme avanzas, aunque el hecho de ir alternando la narración entre ambos protagonistas, ayuda a agilizar la lectura y que esta se haga más amena, Pablo le da un toque de luz a la historia que me ha enamorado.

La visión general que me llevo de Martina con vistas al mar, es positiva por diversas razones, una de ellas es la forma tan reflexiva que tiene su autora de arreglar las cosas que sentimos rotas, la capacidad que muestra para guiar a sus personajes a reconciliarse con sus propias imperfecciones y el modo tan rompedor de hacérnoslo llegar siempre, porque controlar nuestras inseguridades requiere un trabajo a tiempo completo y mucha valentía, y ella lo sabe hacer muy bien. Creo firmemente que Elísabet Benavent ha creado un género literario en sí mismo, porque consigue desde la primera página atraparte en su universo, y lo hace entre palabras desenfadadas colmando así poco a poco cada página de un modo personal donde la pasión, la lealtad, el temor y las indecisiones por afrontar los envites de la vida son un punto importante en esta historia. Los sentimientos te los muestra de una manera directa, sin fisuras, siempre emotiva y calando muy hondo.

17 comentarios :

  1. ¡Hola!
    Me alegro q te haya gustando tanto, tal vez yo le encontré más peros (pequeñitos), pero en general también me gustó mucho. Si pudiera iría a casa de Elísabet para a motivarla a escribir, y darnos más de nuestra dosis xD Cuando me termino uno de sus libros y no hay más, me entra una tristeza...perno nada, habrá q esperar :p
    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  2. Veo estos libros por todas partes y eso pica mi curiosidad, pero luego con tantas buenas reseñas como estoy leyendo creo que los disfrutaría.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Termine hace unas semanas de leer los dos libros y me encanto, me alegro que te hayan gustado.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Hola^^
    Reconozco que es una biología que me llama la atención y que no pinta nada mal pero sigue habiendo otros libros de la autora que me apetece más leer por lo que de momento la dejaré pasar.
    un besote

    ResponderEliminar
  5. Hola, estoy con el primero aún y de momento me gusta.
    Los capítulos se leen rapidito, así que deseando tener tiempo y seguir leyendo.
    Besos. ^^

    ResponderEliminar
  6. Hola floreta!

    La verdad es que no me he animado todavía a leerlo, no me encuentro con fuerzas para el terromoto Elísabet. Gracias por tu reseña.

    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Cuántas reseñas positivas veo de esta autora... pero de momento no me atrae mucho el género, tal vez cuando me apetezca.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Tremenda historia!!! Yo es que no tengo palabras ante Elisabet... Como conduce los sentimientos hasta el extremo.
    Genial reseña ratonina.
    Besos de pintura de chocolate

    ResponderEliminar
  9. Todo lo que dices es cierto , pero así como el primero no pude parar de leerlo, me atrapo completamente este segundo se me ha hecho algo más pesado , hay partes que bien pero otras parecía que era como estirar una historia que no da para más.. El final bien pero me ha costado un poco llegar hasta el.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa
    El cambio de un libro a otro es brutal, hay a mucha gente que no le gustó esta segunda parte, a mi precisamente ese cambio me enamoró, porque era inesperado, ninguna de las seguidoras de Beta esperaba que el desenlace de Martina y Pablo fuese así.

    ¿Te puedes creer que después de varias semanas de haberlo leído, todavía pienso en la historia y se me ponen los pelos de punta? Eso sólo me pasa con Elísabet Benavent y creo que por eso me gusta tanto.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
  11. Ha sido leer la reseña y entrarme ganas de retomar la historia, que ya sabes que la tengo un poco en "stabdby" porque aunque me gustó, no me llenó como las otras novelas de Elísabeth pero si tú me dices que en este volumen todo explosiona y te hace apreciar más la historia en su conjunto, tendré que darle una oportunidad cuando tenga un hueco. Gracias por compartir tu opinión. Es un placer leerte. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola!!
    Les tengo muchísimas ganas, me encanta como escribe la autora y hasta ahora he leído buenas reseñas.
    Espero hacerme pronto con ellos para poder leerlos :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Jo necesito leer estos libros pero ya, me llaman muchísimo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  14. Ya he estado viendo este libro en muchos lados, quizá termine haciéndome con el.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la autora y estoy deseando leer esta nueva entrega aunque he visto opiniones de todo tipo acerca de esta segunda parte... me ha encantado tu reseña aunque la he leido por encima pero sii desde luego elisabet ha creado su propio estilo!

    besos

    ResponderEliminar
  16. Hola, tengo el libro esperando en mi estantería y prefiero pasar de puntillas por tu reseña para no spoilearme nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Tremenda historia, esta autora siempre nos pone a mil con sus historias. Precioso el fan <3

    Besos naca :*

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Fotocomposición y edición S W Design · Template Designed by PrettyLikely Designs